En Vela

Noches de espejo y penumbra, fantasmas que asoman desde la luna,

espantos de sudor que nublan el sueño, que quiebran los huesos como si fueran agua.

Noches de espejo y penumbra, silencios que invitan a estar en vela, ya no hay sonidos,

ya el cuerpo se rinde pero la cabeza se retuerce y se esconde entre recuerdos que ya no son.

Vivir entre sábanas olvidadas, colchones que no transpiran, sensaciones que se unen y se mezclan.

Noches de espejo y penumbra, palabras susurradas que no se oyen, que no se escuchan,

que vibran como un diapason, fingiendo comunicación, vomitando silencio;

la ventana entreabierta, la luz de la farola que se abre paso y proyecta su lengua.

Cada instante es un paso en el reloj, cada minuto es un tiempo vivido y muerto a la vez,

cada respiración un mundo, y en cada mundo un sueño, un espejo, una penumbra.

 

AGA

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s