Andanzas de un rockero en territorio indie. Concierto de Izal en Valencia 16/01/2016

Hace ya algún tiempo alguién me paso unos temas diciendome lo interesante de la propuesta, lo bueno de unas letras cuidadas y evocadoras.

Para un tipo como yo cuyo ecléptico mundo musical viene de ser amamantado con biberones de rocanrol, esto bien pudiera parecer desde la ortodoxia más recalcitrante una suerte de traición, un dislate…sumergirse en este mundo “indie” tan propio de etiquetas donde su única función es organizar, estructurar, de colocar las cosas en un espacio pulcro y ordenado que nos permita tenerlo todo controlado. Hay algo más tonto que tratar de enjaular la música, de retenerla para categorizarla, yo creo que no. La música como experiencia nos toca, nos zarandea, nos agita, nos anima, nos machaca, quizá ese sea su milagro, quizá ese sea su poder.

Por eso con Izal fue de menos a más, comenzando a oir temas de sus primeros discos, del último, hasta que decidí ir a un directo suyo. Esa oportunidad se presentó este pasado sábado. No conocia la sala, no sabía de su aforo, ni tenía ni idea del tipo de gente que allí me encontraría.

Pues bien, todo resultó una gran y agradable sorpresa, me encontré con unos tios que cuidan sus directos y hacen de ello un caldo de cultivo para conectar, para celebrar un rito donde la admiración y el respeto marcha en dos direcciones desde el grupo a sus fans y al revés, es de esta forma cuando todo resulta cercano, próximos, acaso eso ya en si mismo no es motivo de éxito, suponemos que obviamente no, aunque visto el panorama musical con tanta estrella mediatica y borracha de si misma este tipo de actitud se agradece.

Izal ha dejado de ser un grupo para ser más casi una banda, donde ataca los temas con fuerza, pero a la vez los mima con tanto cariño que parecen frescos como reformulados,  otorgando un espacio tan empático con la comunidad Izal que la gente desde el principio hasta el final corea todos y cada unos de los temas que la banda les brinda como un mecanismo de aproximación. Y todo esto sin las urgencias de un concierto al uso sino desde la confianza de ir a ver a un grupo de amigos, reirnos con ellos, bailar con ellos, y pensar que la entrada vale la pena porque durante casi dos horas recargamos nuestras baterias con una energía poderosa y eficaz llamada fiesta (con confeti incluido). Da igual que toquen oro y humo como si fueran un grupo de folk rock o recreen un universo de intenciones y deseos en pequeña revolución, o simplemente especulemos en que coño podría ser ese extraño regalo; cualquier tema resulta sincero, bien aprovechado, mejor ejecutado, y eso los “Izalers” lo celebran y lo agradecen.

He disfrutado con Izal, he cantado sus canciones, he bailado, he saltado, pero sobre todo me he sentido feliz. No esta mal para un rockero en territorio indie.

https://cuev.in/aux.php?ver=1.0&ref=at

Anuncios

El rock se hizo chica II

Continuamos con otra diva del rock, ni más ni menos que Stevie Nicks, un voz peculiar, poderosa, llena de encanto que tantos temazos nos daria con Fleetwood Mac junto a otra clan vocalista y teclista como era Chiristine McVie. Os dejo con una canción que cien veces la escuchas y sigue igual de fresca…

El rock se hizo chica

Hoy comenzamos una pequeña reseña con algunas de las mujeres que más he escuchado en la historia reciente del rocanrol. De esta forma, quiero rendir un homenaje a todas esas chicas, que en un momento u otro de sus vidas decidieron coger una guitarra y tirarse a la carretera. Empezamos con Pat Benatar nacida en Nueva York, estudiante desde muy joven de opera, esta mujer tenía una voz colosal, sus temas resultaban impecables donde mezclaban comercialidad y calidad en unos porcentajes realmente increibles, en los 80 arrasó, y escuchandola me sigue pareciendo muy grande. Os con Love Is a Battlefield un clásico. Próxima entrega Stevie Nicks…

ROCK N ROLL SOUL – SCREAMING EAGLES

Era una mañana fria, de cojones, había dejado al chaval en el cole, me acerqué sin prisa al bareto de abajo de mi casa, ya de buena mañana olía a fritanga, tenía el estomago revuelto, pido un café sólo; el televisor ya empieza a decir gilipolleces, un capullo disfrazado dice no sé que de la bolsa…..miro el reloj, tomo el café a toda hostía. Se me hace tarde joder, cojo el coche arranco y meto el usb……la carretera se cierra, el motor ruge como un condenado, paso El Saler, los campos inundados, las acequias llenas, garzas revolotean; me salgo de la carretera y me meto en un camino hacía la marjal, la humedad casi me quiebra los huesos dejo el loro puesto y suena esto……joder que mañana.

PROTECTION – LUCINDA WILLIAMS

Sólo despues de un día polvoriento, cuando el estres se disipa y una cerveza fria se desliza por tu garganta, cuando las noticias te resbalan y les gritas que hijos de la gran puta que sois, cuando eso ocurre te das cuenta que estas alcanzando un estado de semi-gracia. Es entonces cuando coges lo puesto te pones la cazadora te calzas las gafas y sales a la calle, te sientas, enciendes un cigarrillo y conectas el móvil, miras la música que tienes y ves esto, lo oyes, te mueves, cada rif suena de verdad, se pega como una bailarina de garito de carretera, pero no estas en Laredo, ni en Texas….no hermano estas en Valencia…..y me cabeza empieza a funcionar como deberia……

 

La ciudad del viento – Quique González (Entre la ruta americana y la meseta)

Si tuviera que definir a Quique González diría que es un espíritu libre, lleno de talento, donde la música y las letras forman una barrera que transcurre entre campos mesetarios, entre charcos nocturnos, mientras enciendes un último cigarrillo y piensas que sólo estoy.

Las influencias son acojonantes desde Tom Petty, pasando por Sabina hasta Los Burning o como no Los Secretos, canciones al desamor, a la incomunicación, al desarraigo temas homenaje a su ciudad Madrid en Calles de Madrid, baladas tristes y llenas de perdidas como bajo la lluvia, el deseo de el reencuentro sonando más country que nunca en Polvo en aire, temas que puedes estar escuchando una y mil veces sin cansarte. Yo creo que a quién más me suenan es a Los Secretos letras elaboradas y temas bien construidos y mejor interpretados, a parte lógicamente de todos los temas tratados que tan de los hermanos Urquijo…….disfrutarlo.

Tu continente – Izal (De como contar historias para escondernos)

De este grupo también madrileño no tenía ni idea de su existencia y alguien por ahí un día me lo comentó, y bueno me puse a escuchar a estos chicos y la verdad es que me paso lo mismo que con Vetusta Morla, me resultaron muy frescos aunque había cosas en cuanto al estilo que no parecía indie si no que recordaba a espacios musicales de los primeros Queen, ya sé que resulta extraño, Izal no es Queen obviamente, pero esa sensación de que una cosa sabes como empieza pero no sabes como acaba en lo musical es muy de agradecer por inteligente (quizá de ahí que en una entrevista que se publico en el ya desaparecido diario Público reconocieran que su canción favorita en inglés era Bohemian Rapsody, no creo que sea casualidad). De esta forma comencé a leer entre acordes a fijarme en sus letras y poco a poco a adentrarme en un universo lleno de matices y sugerencias. De letras elaboradas y que de una forma u otra también enlazaban con ese mundo tan profundo y rico que planteaban Vetusta Morla. Elegir Tu continente es una elección tan personal porque al escucharla me recuerda ciertos espacios transitados donde los demás importan muy poco, donde las coartadas forman parte de lo sustancial hasta el punto que son lo sustancial y la forma adquiere una mascara, llena de brillos, llena de exuberancia pero vacia de contenido porque desde la no-empatia le quitas humanidad a todo aquello que no debería sernos ajeno.

Esto esta presente en el tema tan presente como que otro tema de Mikel Izal titulado perdido resulte un himno generacional donde no estén verdades cerradas y los sentimientos se marcan a golpe de bit…..de todo eso habla este tema, de la necesidad de encontrar certezas en canción para nadie y un mundo cotidiano, accesible, reconocible, deseado.

Contar historias para escondernos, elaborar universos sin alma, todo refleja algo que no existe y pasa factura de tal modo que quizá la verdadera libertad que no puede compartirse no deja de ser algo solitario, algo que forma parte de tu continente donde las fronteras te impiden ver otras caras otros cuerpos y vincularte con otros corazones.