Mascaras

Me arranqué tantas mascaras como pude, la sangre saltaba entre mis manos, los ojos eran cuencas oscuras, sabía quién era, sabía donde iba y sin embargo un vacio poderoso me impregnaba como una baba; me escondo de mí, me escondo de todo, me escondo de lo que esta vivo, de lo que se puede tocar, vivo una ficción que desarrollé como una enfermedad y para la que no hay cura, mientras perfilo una nueva mascara vierto palabras sobre la arena, espero a un lado que el mar haga su trabajo, me limpie, me cure, me libere…